Skip navigation

Tag Archives: México

Hay países cuyas sociedades brindan grandes aportaciones a la historia de la humanidad, a los derechos civiles, a la gestión de la cosa pública. Otros son plusmarquistas en asonadas y golpes de estado. ¿En qué tipo de país vivimos? ¿Estará completamente desterrado el militarismo represor de los ochentas?  Y lo que es más importante, ¿cuál es nuestra percepción de la realidad? (¿y qué tan libre de manipulación está?)

Tengo varios amigos hondureños y mantengo contacto relativamente frecuente con tres de ellos. A los tres les pregunté:

“Me gustaría saber si Uds. me pueden explicar que fue lo que pasó, si se trató de golpe o fue una decisión constitucional (y legal) del congreso ante la extralegalidad de Zelaya.”

Uno -llamado Edy– vive en México, está nacionalizado y la verdad parece querer dejar atrás sus raíces catrachas. Sin embargo el corazón lo traiciona y yo puedo entender eso. De manera tajante me dijo que repudiaba “los desplantes de Zelaya” que era un candidato de la derecha pero que una vez en el poder “le entró al socialismo y la izquierda” (sic) instruído por Chávez y sus secuaces. Le parecía correcto lo que hicieron Micheletti y su gente. Mencionaba que el pronunciamiento del cardenal en contra de Zelaya era clara evidencia del sentimiento popular. Un sentimiento popular del que tirios y troyanos parecen hacer caso omiso pues el anunciado y fallido retorno de Zelaya ha costado dos muertos. Mi aversión por el clero -y un poco de sentido común- impide que tome por buena esta versión.

Ovidio, amigo que vive y trabaja en Honduras me dice al respecto:

“HOLA EN EFECTO ES UN GOLPE DE ESTADO PERPETRADO POR EL MISMO PARTIDO DE GOBIERNO Y ACUERPADO POR LOS MILITARES QUE FUERON DESLEALES AL PRESIDENTE QUE FUE ELECTO POR NOSOTROS Y AL CUAL QUEREMOS QUE REGRESEN Y ELLOS NO LO PERMITEN PORQUE SABEN QUE VIOLARON LA CONSTITUCION Y POR LO TANTO LES CAE CARCEL POR TRAICION A LA PATRIA, ESTE PAIS RETROCEDE UNOS 50 AÑOS, ME AVERGUENZA ESTE PAIS, POR ELLO ES UNO DE LOS TRES MAS MISERABLES DE LA TIERRA Y AHORA SERA PEOR, SI SUPIERAS LOS HOSPITALES QUE LOS POLITICOS LE HAN DADO A LA POBLACION TE ASUSTARIAS, LA POBLACION NO TIENE CULPA CADA 4 AÑOS SAQUEAN AL PAIS LA GENTE YA ESTA HARTA, SI YO PUDIERA IRME A OTRO PAIS LO HARIA PERO NO ES FACIL, NOS TENDREMOS QUE HACER DE LA VISTA GORDA, NO ESCUCHAR NI OPINAR PORQUE ES PELIGROSO, CUIDATE Y ESTAREMOS EN CONTACTO, UN ABRAZO”

Dos visiones opuestas del mismo asunto. Quizá tendría mayores luces si también me contestara Rocío, la amiga que completa el trío (o probablemente mis dudas crecerían hasta el infinito). Pero de momento (ya van 7 días de mi pregunta) no sé nada de ella. Esto me recuerda el contraste de ideas de un corto del Instituto Federal Electoral (IFE) mexicano, que apareció luego del incidente de las elecciones de 2006, en el que dos grupos en discordia se enfrentan entonando sendos “No queremos” y “Sí queremos”. Viendo las cosas un poco más profundamente ninguna de las dos facciones explica porqué ni para que estar a favor o en contra de algo. Y me parece que de todas maneras los dados están cargados con el sí queremos gubernamental. Valdría la pena añadir un tercer bando y luego seguir así hasta cubrir de todos los matices posibles el espectro de opiniones que personas y mentes “bien intencionadas” quieren limitar arbitrariamente con los inamovibles blanco y negro del cuento para dormir niños poco preguntones. Para dar el ejemplo propongo que ese hipotético tercer bando tenga un eslogan que provoque por igual pavor a la reacción y a los caudillos bárbaros contemporáneos. ¿Qué les parece si contestamos esos sospechosísimos y devaluados “sí queremos” y “no queremos” con un mesurado -y científico- “NO SABEMOS“? (porque no nos dicen la verdad, porque no quieren decirnos la verdad, porque no les conviene decirnos la verdad).

Anuncios

Como suele suceder en estos casos nadie sabe precisar de donde llegó el nombre. Y como vemos no llegó para quedarse: por sugerencia de la OMS la “influenza porcina” pasará a llamarse influenza humana AH1N1. La FAO demostró más cordura al sugerir la enmienda porque al no existir evidencia científica del origen porcino del virus esa designación solo satanizaba a este tipo de artiodáctilos (ver nota) y puesto que en México el consumo es tradicional y altísimo (no en vano las carnitas se venden por kilos) a pesar de esa máxima que hipócritamente reza el cerdo es malo (lo cual me recuerda a un escuálido amigo de mi abuelo -ahora centenario- que ya se veía senil y de salud precaria en mi infancia pero que comía el triple que el común de los cristianos a pesar de decir que si era posible le sirvieran “una nadita”) el resultado es la contracción de las ventas para los porcicultores y en otras partes del mundo la prohibición de las importaciones de carne de cerdo (sobretodo proveniente de México) o en caso extremo la decisión de sacrificar a estos animales (como en Egipto). Esto demuestra como una comunicación deficiente de parte de las autoridades hacia nosotros puede derivar en un ambiente de desconfianza propicio para la especulación y la paranoia. Hoy por ejemplo los gobiernos federal, del distrito federal y del estado de México presentaron datos de la epidemia en sendas conferencias de prensa. No solo preocupa que las cifras de unos y otros sean diferentes sino que las autoridades afirmen que hablan de casos confirmados cuando se supone que todas las muestras sospechosas son canalizadas por salubridad para ser analizadas en Estados Unidos lo cual haría imposible pensar en discordancias de los datos: sin embargo (la cosa) se mueve. Y para colmo de males la OMS también presenta cifras que son absolutamente incompatibles con cualquiera de los reportes locales. Así que saber como estamos, algo que intuitivamente parece esencial, es lamentablemente imposible a menos que tomemos por buenos los datos de la OMS (lo cual es muy razonable):

 

“Influenza A(H1N1) – update 8.1

1 May 2009 — The situation continues to evolve. As of 23:30 GMT, 1 May 2009, 13 countries have officially reported 367 cases of influenza A(H1N1) infection.

The United States Government has reported 141 laboratory confirmed human cases, including one death. Mexico has reported 156 confirmed human cases of infection, including nine deaths.

The following countries have reported laboratory confirmed cases with no deaths – Austria (1), Canada (34), China, Hong Kong, Special Administrative Region (1), Denmark (1), Germany (4), Israel (2), Netherlands (1), New Zealand (4), Spain (13), Switzerland (1) and the United Kingdom (8).” 

 

Casos totales en el mundo: 367 y en México 156 (y nueve muertes confirmadas). 

Pero lo que nadie comenta es que existen reportes inusitadamente elevados de brotes de influenza A y B a partir de febrero 2009 (comparados con años precedentes). En estos casos las autoridades sanitarias no registraron defunciones. Tres reportes llaman la atención en el grupo: aquellos del INER, Mexicali y San Luis Potosí. Esos parecen los focos de lo que ahora llamamos influenza AH1N1. 

 

Brotes de influenza

Brotes de influenza

El brote del 2009

El brote del 2009

 

Esto puede leerse en el siguiente documento: “Intensificación
 de 
la
Vigilancia 
Epidemiológica 
ante
 el
 aumento 
en 
la 
transmisión 
de
 influenza
 estacional
 con 
presencia 
de 
casos 
de 
neumonía
 grave 
de 
rápida 
evolución 
en 
México
”

Sueño dorado de un ateo: ayer, salvo contadas excepciones (catedral, Guadalupe) no hubo misas en todo el DF. Y aún esas misas fueron ante escaso público y a puerta cerrada, lo cual cuesta entender pues a pesar del cubrebocas esa aglomeración supone riesgo para la grey. Pero por lo menos es un avance respecto a aquellos tiempos remotos en los que las misas y los rezos eran parte del corpus en el tratamiento y prevención de enfermedades. Bien dice un filósofo francés (Émile-Auguste Chartier) cuyo libro “Mira a lo lejos” encontré de paseo una noche estival en Mérida: la oración es una instancia en la cual resignamos nuestra racionalidad para acudir a instancias sobrenaturales en busca de resignación, consuelo y favor divino. El mensaje oficial del cese de los oficios religiosos vino acompañado de un mensaje precautorio: los feligreses podían pasar a orar. ¡Faltaba más! Podríamos traducir: deseosos de autoengañarse son bienvenidos.

Siendo tan fácil creer no sorprende lo que se lee en internet. Sin ir lejos, en wordpress. Por ahí ví un post (prometen ser varios) en el que se afirmaba que el virus de influenza porcina había sido “creado en el laboratorio”, que detrás de esto estaba la corporación (Roche) que comercia el Tamiflu y el siniestro Donald Rumsfeld. Según la nota el virus era un híbrido de los virus de influenza humana, porcina y aviar lo cual explicaba su virulencia (agresividad). El autor sostenía que la situación era controlada por los militares y para dar credibilidad a su argumento publicaba una foto con amenazantes uniformados en servicio, armados como si se tratara de un estado de sitio, y claro, con cubrebocas.
Lo lamentable no es que circule tanto sinsentido, porque cada quien puede publicar lo que le plazca, sino que tanta gente dé por buenas cosas así (ayer fue un post destacado). Como sea terminamos postergando el evento del que hablé el sábado (“epidemia”), cerraron los cines, teatros, hubo fútbol a puerta cerrada, cancelaron conciertos, hubo gente que huyó a Morelos, recetaron informativos y entrevistas a médicos hasta en el programa de Chabelo y con un mundo pleno para disfrutar terminamos viendo (es un decir: no veo televisión) una televisión de quinta. Y de último momento, y como dice la frase: “éramos muchos…, y parió la abuela” acaba de temblar y se disparó la alarma antisismo. ¡Ya viene Godzilla!

Epidemia 2.5: Pasamos a fase 4 de nivel de alerta. En El País (28/04/2009 por la zona horaria) explican:

 

“La Fase 4 se caracteriza por la verificación de que un virus de gripe de origen animal o humano y animal se ha transmitido entre personas con la capacidad de provocar brotes localizados. La capacidad del virus de causar brotes sostenidos de la enfermedad en una población marca un cambio significativo en el riesgo de pandemia. Cualquier país que sospecha o ha verificado este hecho debe consultar inmediatamente con la OMS para evaluar la situación de manera conjunta y decidir la implementación de una operación de contención rápida de la pandemia. La fase 4 indica un aumento significativo del riesgo de pandemia pero no significa necesariamente que la pandemia se haya producido”.

 

Los restaurantes abren hasta las 6 pm. Hablé demasiado pronto. Otra vez Milenio publica en primera plana (también ver nota Reuters  y este post que tiene una foto imperdible):

 

“Tres siglos después. Este domingo se realizó alrededor de la catedral una procesión con el Cristo de la Salud, protector ante epidemias; la última vez que salió fue en 1691…”

 

Si orar es un recurso virtual esto de la procesión ¿será un gadget plus ultra del catolicismo? y hablando del nivel de la televisión en México -muy a propósito de esto- para muestra un botón (mucha atención a la voz en off con ese sesudo “En México cada uno tenemos (sic)“):

 

 

 

Hay medicina, hay cura, hay psicosis” titula Milenio. Ya habíamos olvidado por completo lo de la gripe aviar y ahora viene esto de la influenza porcina. Multitudes desesperadas deambulando sin rumbo fijo. Como si se tratara de una secta y sin el humor de los orientales en estos rumbos la gente ostenta desde hace unos días esos poco agraciados cubrebocas. En las noticias dicen que se trata de un virus mutante de influenza porcina. Y si la referencia de cabecera para las multitudes proviene de sustanciosos ejemplos como el cine de desastres o el decadente género de los “game movies” como Resident Evil ya podemos imaginar lo peor. Tanto que ví gente comprando provisiones de emergencia a esas horas de ave nocturna que acostumbro hacer mis compras. Muchos iban de pantuflas y pijama. ¡Qué bueno que esta todavía no es una cultura de las armas! Y ayer en un restaurante ví a una señora que con algo de pudor exhibía su rectángulo azul claro en el cuello. Otros iban perfectamente encerrados en sus vehículos a toda velocidad pero no dejaban de usar esos adminículos sanitarios: la vista perdida, el desinterés de todos los días en esta sociedad que en días deliberados de noviembre tiene el tino de burlarse de la muerte y ahora se rinde al culto de aislamiento con temor medieval que recuerda los tiempos de la peste (y quizá sea menos eficaz que los rezos y otros métodos de sanidad de aquel entonces). Y hablando de eso también ayer alguien del trabajo me llamó preguntando mi opinión experta y si debíamos cancelar un evento programado para dentro de unos días, con lo cual no pude dejar de pensar en El Decamerón (y que bueno que nos dieran diez días para gastar en la campiña de nuestra predilección) sobretodo cuando me dijo que reportes dignos de confianza -obviamente del popular radio pasillo- hablaban de que la capital (aquí señores, México DF) “estaba quedándose vacía”. Terror en los medios: gente absolutamente palacio preguntaba a los gurús radiales si sería conveniente ir a esas concurridas y carísimas ventas nocturnas. Luego supe que el gobierno había decidido suspender las clases hasta nuevo aviso y eso sí me causó gracia pues mi sobrino dijo con el tino que solo dan los 5 años: ¡Otras vacaciones! para enterarse con fastidio que no era prudente que lo lleváramos al parque. Y para colmo daban las cinco y yo comencé a estornudar y a sentir malestar general con dolor muscular y articular pero nada de fiebre. Pero ustedes ya saben que el diablo nunca deja de trabajar…

 

Pánico en la urbe

Pánico en la urbe