Skip navigation

Tag Archives: web 2.0

No, no voy a hablar de Anakin Skywalker. En mi tierra dicen que si instalas un negocio que resulta ser exitoso alguien seguramente te hará la competencia en la acera del frente. No dudes que no será uno solo el que te imite y es probable que ni siquiera tus competidores tengan el pudor de situarse en el otro extremo de la ciudad: por una perversa ley no escrita de la mentalidad colla tanto más cerca mucho mejor. Pero nosotros somos unos aprendices en esto de la copia. Al otro lado del mundo, donde se fabrica casi todo y se imita mucho mejor (de ahí vienen los productos Sonny, por ejemplo) hay un clon para cada sitio exitoso punto-com de la web 2.0 (facebook, twitter, hi5, myspace, clickr, etc.). Un caso especial el de youtube.com, que además de tener que competir con sitios legales como dailymotion, veoh y megavideo debe hacer frente a toda una horda de contendientes chinos que además de repetir el modelo yutubiano de “grabe sus estupideces con la peor calidad posible y compártalas con el mundo” transmiten capítulos de series televisivas, películas completas, documentales, anime y todo el contenido imaginable que sea susceptible de ser pirateado. Personalmente ver a los tipos duros del stardoom gringo (como John Wayne) entrar a cuadro para retar a los malos hablando un chino estridente (¡Ni hao!) es toda una experiencia (solo superada por un western con doblaje en francés). Y aunque abundan ejemplos youku.com, tudou.com y 56.com parecen dominar el horizonte.

Un favorito personal

Un favorito personal

En línea desde 2005

En línea desde 2005

Sorprendentemente uno puede comprobar que la mayoría de estos sitios son mucho más rápidos que el favorito sentimental de occidente (youtube). En las siguientes direcciones (1 y 2) podemos encontrar información adicional como una lista de los principales clones yutuberos y algunos datos que comparan cabeza a cabeza a siete de los más prominentes. Curiosamente la existencia de estos emblemáticos sitios chinos pasa desapercibida porque si uno busca videos en google, bing o yahoo (como suele hacerse por estos lares) los resultados principales no enlazan a direcciones como youku.com o tudou.com (de momento tampoco lo hace baidu.com, el clon chino de google). Así que mientras vamos aprendiendo chino simplificado vale la pena hacer unas pruebas con los buscadores de estos sitios que habitualmente son cumplidores.

Anuncios

Elecciones. Dicen que a los políticos y a los pañales hay que cambiarlos seguido…y por las mismas razones. Y que la única vez que los políticos dicen la verdad es cuando afirman que sus contrincantes están equivocados. Pero como dice Thomas Sowell, no hay nada tan malo así como para que los políticos no puedan empeorarlo. Nuestra aversión contra la “clase política” obliga a que los “creativos” de publicidad inventen que los responsables de la enorme separación entre la sociedad y la política son los partidos tradicionales y sus actores de toda la vida. Identificados los culpables se tiene la base para promover un producto (que eso son los partidos políticos y sus representantes) valiéndose del facelift, la liposucción, el crossover. Es decir con arreglos cosméticos se pretende dar pan con lo mismo.

En el siglo pasado surgieron caudillos por toda latinoamérica. En torno a ellos se congregaban instituciones como el peronismo argentino, el APRA peruano, el PRI mexicano, el MNR boliviano -entre otros- y la solvencia popular, el carisma del “líder”, debía ser suficiente para que las masas votaran uniformemente por la sigla en cuestión. Recuerdo que nuestro Paz Estenssoro (MNR) solo tenía que aparecer en pantalla sin decir ni mu y esa era la manera estándar de promocionar a su partido: alentando la fe ciega en el gran hombre.

El partido no existía sin el caudillo. En los ochentas y noventas otras siglas (ADN, MIR, CONDEPA, UCS) replicaron el modelo. Cuando Evo aparece él y su “movimiento” no hacen otra cosa que canalizar el descontento, que en la vertiente nacional sí se tornó violento (guerra del agua, guerra del gas) semejando lo ocurrido en otros lugares (Argentina y Ecuador por ejemplo). Ese descontento, surgido de agravios similares -y algunas veces peores- tiene que ver con iniciativas como la que ahora cobra fuerza en México. Me refiero a la promoción del voto nulo.  A propósito es interesante lo que comenta Rodrigo Salazar:

“El voto nulo es un ejercicio moral válido que no le hace daño a nadie. Constitucional y legalmente es una opción. Lo que sí creo es que, como mensaje, no va a servir de mucho. Es decir, si un partido no gana ni pierde nada, no va a reaccionar, incluso aunque fuese un alto porcentaje de nulidad como en el caso sin precedente de Argentina, donde fue del 20 por ciento. Y sin embargo no pasó nada, la clase política sigue siendo la misma.

El voto nulo es importante expresivamente; es ser consecuente con nosotros mismos, pero no tiene ninguna otra repercusión.”

Es revelador que todos los frentes políticos y que la máxima expresión del conservadurismo -la iglesia católica- rechacen unánimemente la anulación del voto (Iglesia católica contra el voto nulo). ¿Será por miedo al fin de los privilegios? No quiero pecar de inocente. No me refiero a la posibilidad de “cambio”. Aludo mas bien al fin del monopolio político, a las candidaturas ciudadanas.

Como ha pasado con internet (web 2.0) vemos la transición de la política 1.0 (caudillismo, partidos tradicionales, sacralización de la figura “presidencial” y otras instituciones -que como el papado católico presumen de infalibles) a una política 2.0 que curiosamente comparte el interés “social, real y participativo” de su contraparte digital. Los verdes ecologistas mexicanos por ejemplo al carecer de figuras destacables o por lo menos mínimamente presentables (su presidente nacional es un tránsfuga, ex boxeador de marras, socialité y chico big brother) utilizan a dos “actores” de telenovelas (aquí queda mejor el término español: culebrones) para dar a conocer sus propuestas:

Otra agrupación llamada Convergencia no se queda atrás (con una señora Andere que no tenía el disgusto de conocer):

Y el PRD, entendiendo que ahora no existes si no superas la centena de contactos en Facebook, recluta a tres candidatas taquilleras: la velocista Ana Gabriela Guevara y las escritoras light Guadalupe Loaeza y Laura Esquivel.

Suficiente. No me quiero enfangar más con lo que hacen otros partidos como el PAN o el PRI (que también tienen una enorme cola que pisar). Una lectura cuidadosa de la cita de Salazar sobre el voto nulo aplica a toda esta triste realidad de la política mexicana (y por extensión a la política latinoamericana) y en particular a las campañas políticas : todo esto se ve bonito, es válido, no hace daño. Constituye una opción. (Pero) no va a servir de mucho. ¡Viva la política 2.0!